dimecres, 23 d’octubre de 2019

¿SE PUEDEN PREVENIR LAS INFECCIONES INVERNALES? (II)


En el primer post sobre el tema (aquí) hablamos sobre distintos puntos en los que podemos intervenir para prevenir las infecciones invernales. Hoy vamos a hablar sobre algunos suplementos que podemos utilizar para aumentar dicha protección.

En principio deberíamos iniciar su toma cuando empiezan a bajar las temperaturas, y mantenerlos mientras dure el invierno, aunque podemos intercalar pequeños descansos (suele hacerse con la equinácea). Otra manera, es usar solo el suplemento al notar los primeros síntomas para intentar abortar el proceso, o hacerlo más liviano.

OLIGOELEMENTOS

El suplemento más simple y inocuo que podemos usar es el Manganeso-cobre. Hablé de él en el post dedicado a la oligoterápia. Sobre él comenté:

  • TERRENO HIPOREACTIVO: su oligoelemento base es el Manganeso-Cobre. El paciente tiene predisposición a debilidad de las defensas y patologías crónicas. De temperamento tranquilo. Tiene necesidad de reposo y se fatiga durante el día. Tiende a patologías infecciosas como las bronquitis y enfermedades crónicas de lenta evolución como la artrosis o disfunciones endocrinas por hipofunción. 
Muy aconsejable sobre todo en niños por su carencia de efectos secundarios o interacciones. 

Otro oligoelemento a usar es el cobre: debido a su efecto antiinflamatorio y antiinfeccioso, esta indicado en el tratamiento de patologías infecciosas como la gripe o las tendencias a las faringitis, donde puede llegar a abortar la patología, o reducir su intensidad y duración.

FITOTERAPIA

Quizás la planta más conocida y de uso extendido sea la Equinacea. Se utilizan en terapéutica tres especies: angustifolia, pallida y purpurea, con alguna diferencia entre ellas. Así, las dos primeras contienen equinacósido, con actividad antiviral y antibiótica, pero sin actividad inmunoestimulante. Purpurea no lo contiene. 


flores de Equinacea

Ejercen principalmente actividad inmunomoduladora, que no inmunoestimuladora. A pesar de ello, no se recomienda su administración a personas con enfermedades autoinmunitarias.  

Es inhibidora de la hialuronidasa, enzima bacteriana que debilita las barreras naturales para favorecer su propia penetración.

Se recomendaba su uso discontinuo por supuesta toxicidad hepática debido a la presencia de alcaloides, aunque actualmente se recomienda discontinuidad para evitar la pérdida de efectividad. Así, el tratamiento continuado no debe exceder de las 8 semanas con descansos de 7-10 días. Tampoco se aconseja su uso por debajo de 12 años ya que puede dar erupciones cutáneas.

Algunos estudios determinan que la equinacea es efectiva para reducir la duración y severidad de los síntomas en estados infecciosos, aunque no es tan efectiva para prevenirlos (estudio). Otros parecen demostrar cierta efectividad en prevención (estudio) Al mismo tiempo, puede ser útil para evitar la sobreinfección bacteriana de vías respiratorias bajas cuando se está en proceso gripal (estudio).

Otra planta usada por su efecto inmunoestimulantees la Uña de Gato (Uncaria tomentosa). Utilizada también en prevención y tratamiento del cáncer, y como antiartrítica por su efecto inmunomodulador y antiinflamatorio. Su actividad antiinflamatoria es superior al AINE indometacina. In vitro posee actividad antibacteriana y antivirica.

No se aconseja su uso en enfermedades autoinmunes exceptuando el lupus, y la artritis reumatoide. En esta última, se ha demostrado su efectividad para reducir la severidad de los síntomas. Tampoco se aconseja su consumo junto con antiácidos ya que pueden inactivarse los alcaloides que contiene.

Veamos brevemente otras posibilidades:

Saúco (Sambucus nigrans). 


Bayas de Sambucus
Su uso durante los primeros síntomas acorta la duración y disminuye los síntomas en gripe y resfriados (estudio).


Polifenoles de arándano.
Demostración indicrecta de su efecto como vemos en las conclusiones de este estudio:

"El consumo de la bebida de arándano modificó la proliferación ex vivo de las células γδ-T. Como estas células se encuentran en el epitelio y sirven como primera línea de defensa, mejorar su función puede estar relacionado con la reducción de la cantidad de síntomas asociados con un resfriado y la gripe."

Probióticos

Aunque es un estudio en animales, se demuestra que el consumo de Bifidobacterium longum MM-2 mejora el sistema de defensa contra la infección por virus de la gripe (estudio).

En los efectos encontrados tras inocular los ratones con el virus podemos leer:

"mejoró los síntomas clínicos, redujo la mortalidad, suprimió la inflamación en el tracto respiratorio inferior y disminuyó los títulos de virus, la muerte celular y las citocinas proinflamatorias"

Pueden usarse los probióticos  en niños para prevenir las afecciones durante la etapa invernal (estudio). En las conclusiones podemos leer: 

"La suplementación diaria de probióticos en la dieta durante 6 meses fue una forma efectiva y segura de reducir la fiebre, la rinorrea y la incidencia y duración de la tos y la incidencia de prescripción de antibióticos, así como el número de días escolares perdidos atribuibles a la enfermedad, para niños de 3 a 5 años de edad."

Cúrcuma

Conocida más por sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes, la cúrcuma podría usarse para inhibir la proliferación del virus de la gripe, como demuestra este estudio en roedores.

Vitamina C

Parece ser que la vitamina C no sirve para prevenir resfriados en la población general. Este efecto lo ejercería solo sobre deportistas extremos o sometidos al frío. Por otro lado, su consumo al comienzo de los síntomas puede acortar en un día la duración de la afección.

Además, conviene recordar que no es muy aconsejable tomar dosis altas de vitaminas antioxidantes. Hable de ello en este post.